• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Retrospectiva de un cine

Por Mayra Cue Sierra
Fuente CUBARTE 14.08.2016

Retrospectiva de un cine
Retrospectiva de un cine

Cuando supe que La Rampa (1) había sido designada área patrimonial de La Habana, pensé en los orígenes del Teatro Yara.

Este complejo cinematográfico-teatral donde se exhiben filmes y realizan espectáculos teatrales, fue el primer segmento edificado de Radiocentro – inmueble de diez plantas colindante construido para los negocios de CMQ S.A –. (2)    

Para la inauguración del cine se diseñó una detallada estrategia de comunicación y mercadotecnia que aplicaron CMQ y los Estudios cinematográficos Warner Brothers de EE.UU.

El 16 de diciembre de 1947, en La Habana, Herbert Copeland (3) y Pietro Collins (4) de los estudios Warner y los máximos ejecutivos de Publicidad Mestre (5), firmaron un contrato que estableció entre otras cláusulas, la denominación de Teatro Warner. (6)

Este proyecto se integraba a un circuito cinematográfico en expansión. Ese propio mes se inaugura el cine-teatro Plaza (7) y ya en 1948 la Warner era contratista de los cines Alameda (8) y Avenida en Marianao.  

El cine-teatro Warner abrió sus puertas el 23 de diciembre de 1947, con una première donde estuvieron el Presidente de la República (9) y la flor y nata de la sociedad habanera.    

El arribo de las personalidades fue filmado por noticieros para proyectarlos después en los cines cubanos y foráneos mientras que CMQ Radio – en   transmisión por control remoto – identificaba sus nombres y cargos.  

Tras el discurso inaugural, en el salón principal se entregó la recaudación de taquilla del día al Patronato Pro Hospital Infantil, Colegio-asilo San Vicente de Paul y Asilo-creche Habana Nueva, de El Vedado. 

Su espectáculo fue amplio y diverso:

  • Noticiero cinematográfico Warner Pathé y el Noticiero Nacional de Manuel Alonso. (10)

Dibujo animado en colores El conejo es música.

  • Sueño de navidad: Fantasía musical en cinco cuadros, organizada por CMQ. (11)
  • Filme de la Warner (12) en colores titulado Día y noche. (13)

Las características de este complejo no tenían precedentes:

Sus 1,659 lunetas superaban las existentes en cualquier instalación similar de América Latina e instaló tecnología novedosa en el sistema acústico, equipos de proyección, aire acondicionado e iluminación (14). A ello sumaba vistosas decoraciones y un estilo moderno, lujoso y funcional.

Fue diseñado por Arquitectos Junco y Gastón Domínguez (15) y su costo total fue de $200,000.

Pero ahí no termina su historia:

1953. Junio. Inaugura la tecnología norteamericana 3D – tercera dimensión – con el filme Casa de cera.

1958. 24 de febrero. Lo reinaugura el Cardenal Manuel Arteaga y Germán Pinelli realiza las entrevistas.

Su reconstrucción – al costo de $ 250,000 – permitió instalar el sistema Cinerama (16), de la norteña Stanley Warner Cinerama Corp.; implicó reducir a 1, 632 sus lunetas e instalar tres cabinas de proyección cuyas imágenes simultáneas y fragmentadas convergían en una, en la pantalla.  

Se estrenó el 25 de agosto de 1958, con Este es Cinerama. (Cuba fue el tercer país de América Latina) (17). Hasta noviembre de 1960, solo proyectó películas con esta tecnología. Ejemplos: Holiday, Las siete maravillas del mundo (18) y Aventuras en los mares del sur.

Cuando la instalación pasó al Estado cubano, ya las relaciones con EE.UU. estaban tensas y limitaban el flujo de las cintas para esta modalidad. La declaración posterior del bloqueo imperial a Cuba, impuso retomar las tecnologías de proyección precedentes. 

Desde entonces, rebasando dueños, nombres y etapas históricas; sus propuestas culturales han marcado pautas en La Habana y en Cuba. 

Pero ya esa es otra historia. 

 

 

Notas:

(1) Tramo de la calle 23 (Barriada El Vedado. La Habana) donde la colina desciende hacia el malecón.

(2) El resto del inmueble concentró radioemisoras, locales para rentar inmobiliaria y oficinas. Se inaugura en marzo de 1948. Desde 1962 acoge al Instituto Cubano de Radio y Televisión. 

(3) Supervisor de teatros para Sudamérica.

(4) Supervisor de ventas para el Caribe.

(5) Los hermanos Mestre Espinosa – accionistas mayoritarios de CMQ S.A. –participaron en CMQ Radio, las publicitarias y el Circuito Radiocentro S.A., que con el tiempo agrupara, entre otros cines, los de la Warner.  

(6) El contrato con los Estudios fílmicos Warner Brothers culmina en 1953. Entonces, el cine asume el nombre de su edificio: Radiocentro. Desde 1960, cuando las propiedades de los Mestre devienen propiedad estatal, adopta el de Yara.

(7) Sito en Prado casi esquina Colón (Municipio Habana Vieja). Con aire acondicionado. Estrena tarifa diferenciada por horarios: Entre 3 y 6 de la tarde, 0.50 ctvs.; después 0.80 ctvs. Devino estudio televisivo de Gaspar Pumarejo. 

(8) Sito en La Víbora, Municipio 10 de octubre.

(9) El mismo que puso la primera piedra en su construcción, el 3 de marzo de 1946. 

(10) Productor y realizador del principal semanario cinematográfico cubano.

(11) Elenco: Los tres Goetchies - acróbatas-; el Trío Moreno -españolas dirigidas por Seña Carmen-; coro de 35 voces del programa Buscando estrellas de CMQ; Orquesta de Alfredo Brito; cantantes Marta Pérez, Norma Granados, Leonela González, Magaly Boix y el declamador Luis Carbonell. Así cumplía el Decreto 2100 del Gobierno de Grau San Martín (1944-1948) que obligaba a ofrecer variedades en los cines de estreno.

(12) Desde las 3:30 p.m., del día siguiente, exhibido en funciones continuas habituales. Estrenaba el jueves y se mantenía dos semanas. Después, en los cines de barrio -algunos propiedad Warner- junto a otra de relleno con taquilla de 0.50 cts. El Warner de Radiocentro ofrecía una sola película en tres-cuatro horarios y un show -5 de la tarde y 9 de la noche- por $ 1.

(13) La vida del compositor n. A. Cole Porter, protagonizada por Cary Grant.

(14) Su marquesina exterior de 3,50 metros de ancho, con 1000 bombillas en vestíbulo externo que protegía de la lluvia.   

(15) A J.A Vila asumió la estructura arquitectónica, auxiliado por las arquitectas Mercedes Díaz y Rita Gutiérrez. Todos con la asesoría técnica de la neoyorquina Cia., Purdy and Henderson, radicada en La Habana desde 1902.

(16) El Circuito Radiocentro -de los hermanos Mestre- devino representante de Cinerama en Cuba y en el Caribe. 

(17) Buenos Aires (Argentina) y Caracas (Venezuela).

(18) En marzo de 1960, Arthur Mausas -ejecutivo de Cinerama- viaja a La Habana. 

Mayra Cue Sierra

TV y Cultura

Por Mayra Cue Sierra

Santiago de Cuba, 1949. Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad de La Habana. Entre 1983 y 1991 funge como guionista y asesora de programas en la televisión cubana. Diplomada en Marketing y en Investigación Social.

Desde 1991, investigadora del Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Cubano de Radio y TV. Colaboradora Adjunta de la Cátedra de Estudios Teóricos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. Master en Ciencias de la Comunicación de la mencionada Facultad en el 2002.

Ha impartido conferencias en diversos eventos teóricos internacionales sobre Comunicación y Literatura celebrados en La Habana.

Profesora Adjunta asistente de la Facultad de Comunicación Social en las asignaturas de Comunicación y Cultura Organizacional. Coautora en compilación de artículos para libro en preparación sobre La Investigación en Comunicación Social en Cuba, y de libro en preparación sobre la Historia de la TV en Cuba.

Actualmente guionista de Secciones del Ayer y Figuras de Siempre en el programa televisivo Entre Tu y Yo.

Coordinadora del Proyecto Memorias, para el rescate del Patrimonio histórico de la TV Cubana. Desarrolla estudios sobre los orígenes de la Televisión en Cuba y de su programación como parte de los trabajos de su Tesis de Doctorado en Ciencias de la Comunicación.

Miembro del Comité Nacional de Patrimonio Audiovisual de la Oficina Cubana de la UNESCO.

Añadir nuevo comentario