• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Roberto Manzano, el maestro

Por Juanita Conejero
Fuente CUBARTE 07.05.2016

Poeta Roberto Manzano
Poeta Roberto Manzano

De ninguna manera podemos considerar esta denominación, como una faceta de su amplísimo trabajo en la esfera cultural cubana. Para este hombre de arte, letras y ciencia, ser maestro es una condición inseparable de su ser, de su piel y parte esencial de su espíritu.

Se hizo maestro, que es hacerse creador, ha dicho nuestro Héroe Nacional.

No vamos a hablar aquí, de una parte, de algunos rasgos, vamos a hablar de la totalidad de un ser que sabe y lo supo siempre, que enseñar fortifica, ilumina, eleva; y que enseñar es un deber inalienable del que se sabe poseedor de una transparencia espiritual que lo dignifica y sostiene.

Lo conocí un día, como el poeta que es y comencé a admirarlo.  En una ocasión, me senté frente a él, como alumna y tuve la convicción que me hallaba ante un maestro excepcional. No pasó mucho tiempo para convencerme que no estaba equivocada.

Yo había tenido desde niña, muy buenos maestros. Desde las aulas de primaria, en el bachillerato y en la Universidad, mis maestros fueron magníficos. Por tanto, yo tenía toda la experiencia, para saber si el maestro que brindaba aquel Primer Curso de Teoría y Práctica de la Creación Poética, en el año 2003, era realmente un buen maestro.

Efectivamente, no quedaba la menor duda.

Bien valía, de acuerdo con los propósitos del Curso, llegar a pensar en una Cátedra de Poesía o en una Escuela Cubana de Poesía.

 Y por qué no, soñar es hermoso y jamás podremos renunciar a nuestros sueños.

Se amará y se trabajará, decía también Martí.

Creo que el Curso está actualmente inactivo, pero Manzano está ahí, esperando, ofreciendo el mejor consejo, desarrollando un trabajo paciente y creando una obra en plena madurez y de enorme trascendencia.

Sin dudas, es un maestro de vocación y de formación.

Cuando el poeta se graduó de Profesor de la Enseñanza media en el Instituto Pedagógico de Ciego de Ávila, su ciudad natal, en 1975, tenía 26 años. Ya acumulaba años de experiencia docente en aulas de Secundaria, podemos decir, que desde aproximadamente 1970.

Fue en el Curso 77-78, cuando impartió Literatura General en el nivel medio superior en el Preuniversitario en Campo Maximiliano Ramos, Ceballos. En esta oportunidad, ya se había hecho acreedor de la jefatura de la Cátedra. Hablamos hasta este momento, de ocho años de intenso trabajo docente.

Agréguese una década más como profesor de Literatura en Escuelas en el Campo de Ciego, la Isla de la Juventud y Camagüey. En esta última ciudad pasó a Profesor en el Instituto Superior Pedagógico, donde permaneció por diez años hasta que llega a La Habana en el 2002 y comienza a trabajar como especialista en el Instituto Cubano del Libro.

Estamos hablando, entre una cosa y otra, de casi 30 años de experiencia en la labor docente.

Como profesor impartió cursos de gramática española, redacción, expresión escrita, diseño gráfico, del cual es también especialista, Como buen martiano siempre considera que:

No hay gusto mayor que servir de algo a los demás.

Se destacó en el campo de la investigación. Diversas pesquisas científicas encargadas, ocuparon, en muchas ocasiones, su precioso tiempo de creador, durante el cual Martí, Carpentier, Nicolás Guillén, fueron materiales de estudios con brillantes análisis; mientras desarrollaba otros trabajos sobre crítica literaria, así como serios textos metodológicos y un trabajo como coautor presentado a Pedagogía 95, sobre la Metódica de la enseñanza de la literatura presente en el artículo La Ilíada, de Homero, de José Martí.

El tratamiento de la metáfora y la metonimia en tres libros fundamentales de Nicolás Guillén, es una investigación que fue propuesta para el Premio del Ministro, año en que fue seleccionado, como el mejor trabajador investigativo del Instituto Superior Pedagógico “José Martí”.

Este es el Manzano, maestro, Licenciado en Educación, Diplomado en Investigación Socio Cultural, Máster en Cultura Latinoamericana, y Profesor Adjunto de la Universidad de La Habana.

Lo más interesante de todo ello, es que este maestro, que ha impartido importantes postgrados, nunca ha dejado de estudiar. Cursos de Computación, de Literatura Rioplatense, Monográfico de Cervantes, sobre Martí, tema, este último, que nunca abandona; Cursos de Estilística, Voz y Juegos en el tratamiento didáctico con los niños, para señalar algunos muy significativos, que han enriquecido su acervo cultural.

Pienso que Manzano ha seguido, con toda ejemplaridad, la tradición magisterial que acumula nuestra historia. Digno seguidor de Varela, Luz y Caballero, Mendive, Martí, Cintio Vitier y Raúl Ferrer, entre otros muchos, para los cuales:

La única gloria verdadera del hombre estaría en la suma de servicios que hubiese, por sobre su propia persona, prestado a los demás.

A Manzano, martiano por excelencia, el sentido del deber, la disciplina, la tenacidad y el amor, lo han distinguido siempre.

Vuelvo a aquel primer Curso de Teoría y Práctica de la Creación poética que, por cierto, compartió con el también poeta Jesús Curbelo.  En ese Curso, no solo aprendimos sobre los temas propuestos, sino que estos encuentros, contribuyeron a acercarnos como cálida familia, donde no hubo competencia, donde fluyó un respeto por la obra de cada uno, donde la crítica individual era para todos, donde no existieron nunca sentimientos que dañaran la amistad más pura.  No olvidamos esos encuentros y aunque no he podido hablar últimamente con muchos de los poetas que nos encontrábamos aquellas mañanas en el Centro de Casas de Cultura en El Vedado, si acaso nos vemos, nos abrazamos, y si conocemos de algún triunfo personal, nos sentimos todos muy felices.

Hemos continuado marchando por el sendero trazado por el Bienaventurado el árbol que camina, ese muestrario poético hilado por Roberto Manzano, representativo de aquel primer Curso, aquel texto que apreciamos con toda “su diversidad de imaginario, emocional, lingüístico y referencial, como solaz deferencia y goce de lectura”.

Ha sido para mí muy grato abordar en este tiempo de homenajes, sin dudas, bien merecido, el tema de Roberto Manzano, el maestro.

Como diría Martí: “aprender a enseñar, que es lo más bello y honroso del mundo, cría alma de padre amorosa y augusta”.

Es Manzano, el mejor maestro cuando edita un libro, también cuando se concentra a trabajar en una antología o cuando expresa ya sea oralmente o por escrito sus opiniones sobre determinado autor y su obra.  Sabe alcanzar en un instante, en apretada síntesis, la esencia del pensamiento y los sentimientos.

He observado en muchas ocasiones, que cuando nadie ha podido definir conceptualmente determinado asunto, él es capaz de lograr, la definición más exacta.

Quizás algunas de las personas que hoy nos acompañan, y muchos de los que por otros lugares conocen a este artista del verso y de la palabra hermosa, no imaginan la verdadera dimensión del trabajo docente dentro de su intensa obra creadora.

 Esto puede ser así, debido a su extrema sencillez, que es especialmente donde radica toda su grandeza.

Su alma martiana, limpia, tiene tendencia a la bondad y a la cultura. 

¡No es posible concebirlo de otra manera!

Muchas gracias.

Juanita Conejero

Palabra abierta

Por Juanita Conejero

Juanita Conejero Teijeiro (La Habana, Cuba 1934). Dra. en Filosofía y Letras de la Universidad de la Habana. Profesora de Literatura Cubana e Hispanoamericana. .Actualmente jubilada después de más de 50 años en las esferas de la Educación y la Cultura donde llegó a ocupar importantes responsabilidades. Es poeta, escritora y promotora cultural. Siendo una adolescente ganó el Premio Guardia de Honor de Rubén Darío en Managua, Nicaragua. Ha obtenido entre otros los siguientes premios y menciones. Tercer Premio Concurso Nacional de Poesía “Delia Carreras” , en Matanzas Cuba l998; Finalista por varios ocasiones en el Concurso de Poesía “La Gaceta de Cuba”; Primer Premio “Una flor para Celia” por el ochenta aniversario de la heroína cubana: Celia Sánchez Manduley; Mención en el Concurso Nacional de Poesía “Regino Pedroso en el 2002; Mención en el Concurso Nacional de Poesía: ”Benito Pérez Galdós de la Asociación Canaria de Cuba en el 2004 y Primer Premio en el Concurso Nacional de Poesía: “Rafaela Chacón Nardi” auspiciado por la Biblioteca Nacional de Cuba y la Asociación “Amigos del Libro” en el 2005.La compañera tiene cuatro poemarios inéditos; un libro de Poemas Infantiles y un texto de Ensayos.

 Su poemario “Más allá del tiempo” fue publicado en el año 2000 por la Editora: La Tinta del Alcatraz en Toluca, México. Poemas suyos han sido publicados en varias Antologías de poesía cubana y mexicana y en el Suplemento Cultural “La Abeja Dorada de Campus”, órgano informativo-cultural de la Universidad Autónoma de México y en la Revista “Alma Mater” en Cuba. También han sido divulgados a través de recitales, encuentros y por la radio, la televisión cubanas y páginas digitales. Es colaboradora de la página CUBARTE (portal de la cultura cubana). Por más de diez años ha desarrollado actividades de Guionista en Radio Cadena Habana.

Es miembro fundadora del Grupo de Creación poética de la Fundación “Nicolás Guillén” y del Círculo de Amigos de “Gabriela Mistral” en Cuba.
En el 2005 visitó México y participó en el evento: “Mujeres Poetas en el País de las Nubes” junto a más de cincuenta y cinco poetas de América y de Europa.
Participó el 2006 en el Festival Latinoamericano “Ser al fin una palabra” que se celebró en el mes de marzo, en México D.F., donde fue invitada para representar a Cuba junto a poetas de otros países de nuestro continente.

En ambas actividades en México ofreció Recitales en diversas Instituciones, destacándose los realizados en la Universidad Autónoma de México, en la Casa del Poeta , en el Palacio de Bellas Artes y en la Capilla Alfonsina .Ha participado en años sucesivos en el Festival Internacional de Poesía de la Habana Cuba y en la propia capital conduce y dirige una Tertulia de Arte y Literatura que lleva por nombre: Sol Adentro en homenaje al gran mexicano Alfonso Reyes, del cual es una apasionada estudiosa. En la Feria Internacional del Libro de la Habana (2007) fue presentado su poemario Persistencia de la Memoria por la Editorial Extramuros de Ciudad de la Habana. Participó en El Encuentro Internacional de Poesía Floricanto en coordinación con la Universidad Autónoma de México en octubre del 2008, realizado en el distrito federal. En el 2007 recibió el Premio “Coral del Aire” instituido por la Dirección de Cultura del Municipio Playa La Habana. Cuba, como reconocimiento a su trayectoria cultural y en el año 2008 le fue entregada “La Gitana Tropical” premio otorgado por la Dirección de Cultura de Ciudad de la Habana.

Añadir nuevo comentario