• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Tiempo del ballet joven

Por Toni Piñera
Fuente CUBARTE 23.03.2016

La primavera en La Habana no es solo tiempo de las flores... Desde hace muchos años es también terreno donde florece el joven ballet... El 22do. Encuentro Internacional de Academias para la Enseñanza del Ballet ocupará posiciones en el calendario cultural capitalino entre el 19 de marzo y 2 de abril.

Más de mil participantes, entre alumnos y profesores llegados de Brasil, Argentina, Guatemala, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, Venezuela, Estados Unidos, Bolivia, Italia, Panamá, México y Costa Rica, y de las diversas escuelas cubanas, matizarán las jornadas de este evento —auspiciado por el Centro Nacional de Escuelas de Arte (CNEART) y la Escuela Nacional de Ballet de Cuba— cuya finalidad principal es intercambiar experiencias sobre esta antigua manifestación artística, y en particular la metodología de la Escuela Cubana, amén de contribuir al desarrollo de la labor formativa, técnica y conceptual de la danza. Durante estas jornadas (29 de marzo/2 de abril) se desarrollará, además, el 3er. Concurso Infantil y el 1er. Concurso de coreografía.

Por esos días, los estudiantes, cuyas edades fluctúan entre los siete y 20 años recibirán clases prácticas de la especialidad: ballet, dúo clásico, puntas, repertorio, preparación física, danzas de carácter, bailes populares, maquillaje, técnica de la danza moderna, talleres de danzas de salón y metodología de la enseñanza del ballet, y compartirán en la práctica sobre las tablas de la sala Avellaneda (Teatro Nacional), y la Escuela Nacional de Ballet, sedes principales del encuentro. El programa docente estará a cargo de prestigiosos profesores con amplia experiencia.

Entre las clases magistrales y Talleres se cuentan: la de Metodología de la Enseñanza de la Escuela Cubana de Ballet, a cargo de Ramona de Saa y José A. Candia; Taller de Crítica Danzaria, dirigido por Pedro Ángel González y Carlos Paolillo.

En el Encuentro se han programado varias galas artísticas en la sala Avellaneda del Teatro Nacional. La inaugural (20 de marzo, 8:30 p.m.), donde se suma el original Desfile. Los días 24, 25 y 26 del tercer mes, en horarios de 5:00 p.m. y 8:30 p.m., tendrán lugar otras galas, donde se incluyen, entre otras sorpresas, la Suite de Giselle, con montaje de Martha Iris Fernández, Ester García, Marta González y Laura Álvarez, todos profesores de la Escuela. De algunas primicias de ese espectáculo fueron testigos los periodistas asistentes a la conferencia de prensa en los amplios salones de la Academia de Prado, como preámbulo de esta fiesta del movimiento.

Aires de danza y movimiento

La danza, como ninguna otra arte, respira en su propio seno con las demás. Música, teatro, literatura y artes plásticas… se involucran siempre como en un todo amalgamado en el tiempo. Pero, más allá del baile, se pone nuevamente de manifiesto la relación nutricia entre el arte danzario y la plástica, un fenómeno abarcador de dos expresiones de la cultura: la plasticidad del baile y la forma de su espacio sustentante, algo que ocurre en nuestro escenario cubano desde lejanos tiempos.

Existe, desde el comienzo, una historia común porque la plástica es indisoluble de la danza y el ballet, es su “ropaje y su mundo”. Pero están también los artistas (pintores, dibujantes, escultores, fotógrafos, grabadores…) que la han hecho fibra de sus creaciones en algún instante de su historia. Por eso, en ocasión del 22. Encuentro y Concurso Internacional de Academias de Ballet se abre al unísono con la escena, las cortinas de la exposición Aires de Danza, en la que un grupo de profesores de la Academia de San Alejandro y alumnos ofrecen sus maneras de estremecerse ante ese prodigio del movimiento transformado en arte.

En la muestra, cuya temática ha motivado a muchos en el centro de estudios, se pueden apreciar las  variadas maneras en que los artistas —jóvenes o consagrados— interpretan una manifestación que en Cuba está arraigada con fuertes raíces: las de aquellos fundadores liderados por Alicia, Fernando y Alberto Alonso quienes sembraron la semilla que es ya fértil árbol con muchas ramas o descendencias… La inspiración cual musa escurridiza se escapa por muchas aristas de la imaginación, y la vista se sorprende con ese talento nato que yace escondido en lo más recóndito de los seres humanos y que una pequeña chispa (la danza) hace brotar fértilmente para deleite de todos.

Unos laboran en el volumen con disímiles materiales… para esculpir gestos y detalles; otros se regodean con la línea dibujando siluetas y rostros que son sinónimos de danza ataviados de tonalidades que buscan lo infinito, y le añaden recuerdos vividos de la infancia cercana; están quienes se inspiran en momentos de la escena, de un personaje o ballet, y ponen a volar la imaginación para traer al presente una antigua manifestación y contemporaneizarla con lo nuestro, y quienes captan, de la propia vida, el instante efímero para eternizarlos… Grabados, dibujos, pinturas, esculturas… Todos saludan y reverencian un arte mayor que en la Isla caribeña es parte intrínseca de la vida de un pueblo, que ahora en días de este evento juvenil, raíz de un arte que en Cuba está arraigado en su pueblo desde hace casi seis décadas, brota de la casi bicentenaria Academia San Alejandro, con esos aires renovados que siempre ha exhalado, en sus casi 200 años de existencia mirando siempre al futuro.

Toni Piñera

Ventanas

Por Toni Piñera

José Antonio Piñera Sabugueiro es  periodista, crítico de arte y curador .Galerista de varios Portales como del Periódico Granma. Escribió sobre Flora Fong en su portal: Flora Fong, Pintar con ojos oblicuos. También Una pincelada oriental en la plástica cubana. Ha publicado palabras sobre el pintor Agustín Bejarano. Abrecaminos del arte cubano y Bojeo a la tierra gráfica. Actualmente es periodista y crítico de arte del semanario digital Opus Habana.

 

Añadir nuevo comentario