• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

ADAVIS, 15 años protegiendo la obra de los artistas visuales

Por Adalys Pérez Suárez
Fuente CUBARTE 03.05.2016

ADAVIS
ADAVIS

Este año se encuentra celebrando el aniversario 15 de su fundación la Agencia de Autores Visuales, ADAVIS, entidad adscripta al Consejo Nacional de las Artes Plásticas, cuya misión principal es la protección del derecho de autor de los creadores de las artes visuales en la Mayor de las Antillas.

A pesar de lo beneficioso de su labor y de los años que ya lleva de creada, la misma no es aún empleada por los artistas del patio con la asiduidad que pudiera suponerse.

El desconocimiento de sus servicios es una de las principales causas de que no sea tomada en consideración por quienes frecuentemente se ven expuestos a malas manipulaciones de sus obras.

Sobre este y otros temas, Cubarte conversó con GeovanisHarewood Rivero, director de ADAVIS.

¿Cómo definiría Ud. la misión de esta Agencia?

“Nuestra Agencia es una sociedad de gestión colectiva que tiene como función principal la protección de la obra de los artistas visuales.

El objetivo fundamental es la asesoría desde el punto de vista del Derecho de Autor. Que sientan que tienen un espacio al que acceder cuando advierten algún tipo de utilización no autorizada de su obra

Tiene también dentro de sus funciones gestionar y recaudar todo lo que se genera a partir del Derecho de Autor, para con la obra de los artistas.

Es una Agencia que, por encima de todo, va a proteger la obra de los artistas visuales en Cuba. Actualmente cuenta con una membrecía de 1261 artistas”.

¿Participa también en la comercialización de las obras de sus miembros?

“No es una agencia comercializadora de obras de arte. Nosotros lo que hacemos, como entidad, es trabajar en la licencia de Derecho de Autor.

Es decir, el artista consiente en que su obra sea utilizada en diferentes espacios, pero no su obra original, sino reproducciones; en correspondencia con las facultades patrimoniales que les asisten a los autores, pues las obras pueden ser utilizadas por terceros.

Pero no es una comercialización. La obra constituye aún patrimonio del artista. Sencillamente se está haciendo una reproducción de esa obra original para ornamentar un espacio determinado, por ejemplo”.

¿Cómo pueden los artistas visuales acceder a los servicios de esta Agencia?

“La Agencia acepta a todos los artistas graduados de nuestras Escuelas de Arte o que sean miembros del Registro del Creador o de la UNEAC.

Los interesados deben llenar una planilla de solicitud, entregar dos fotos tipo carnet, el currículo vitae actualizado, una fotocopia del carnet de identidad y otra del carnet del Registro del Creador, así como un CD con las obras que desea proteger, el cual debe estar acompañado por una ficha técnica de cada una de dichas obras.

Una vez que nos facilita toda esta información nosotros elaboramos un contrato de representación donde se establece realmente el vínculo formal entre el artista y la Agencia.

Con esto podemos comenzar a trabajar en la labor de gestión, la cual cubre un diapasón muy grande de actividades por parte nuestra. Desde la asesoría, hasta la recaudación de todo lo que genere por concepto de Derecho de Autor esa obra en territorio nacional e, incluso, en el extranjero”.

¿Qué repercusión puede tener para un artista pasar por alto este tipo de asunto?

“Aunque no sea un especialista en Derecho de Autor, el artista sí debe conocer cuál es el alcance de los derechos que le asisten para con su obra y el mecanismo para accionarlo.

En tal sentido, la Agencia es el lugar donde puede evacuar todas sus inquietudes en esta materia y hacer contratos para la utilización de esa obra de manera legal, en consecuencia con lo que pretenda una entidad determinada.

Nosotros tratamos de advertir a los artistas para que siempre que vayan a hacer algún tipo de contratación de su obra con un nacional o con un extranjero busquen asesoría. De manera tal que se sientan protegidos, respaldados legalmente.

En ocasiones se han firmado acuerdos en los que las cláusulas no son del todo beneficiosas para los artistas, sino que benefician a esa otra persona que está adquiriendo la obra, tomado posesión de ese bien de alguna manera.

 No pocas veces se hacen cosas con la obra que no están ajustadas al Derecho. No pocas veces ese tercero va más allá del consentimiento que se le dio.

La Agencia trata de incentivar a los artistas para que se acerquen y dialoguen con los especialistas para que en un futuro no tengan situaciones que, en alguna manera, tengan que lamentar”.

¿Cuáles son las reclamaciones más comunes?

“Existen muchos tipos de reclamaciones, pero hoy día las que más se dan son las que se relacionan con los convenios que se hacen con extranjeros, sobre todo, donde se entrega la obra y después estas personas se hacen pasar por sus titulares o la reproducen en catálogos, en internet, en diferentes espacios, sin que eso esté contemplado en dichos acuerdos.

Tal vez se firmó el convenio para que la obra formara parte de la decoración de un inmueble, solamente, pero no para que se hiciera ninguna labor publicitaria, ni se promocionara sin el consentimiento del artista.

También se nos da el caso de la realización de reproducciones de obras de artistas cubanos consagrados para de alguna manera comercializarlas, sin el consentimiento de los titulares o de sus herederos.

Todas esas constituyen violaciones del Derecho de Autor, incluso conductas antijurídicas que laceran la creación artística visual en Cuba.

Al igual que en otras manifestaciones de la cultura, actualmente en nuestro país hay un desarrollo tremendo de las artes visuales y cada día existen más personas que de alguna manera quieren hacer uso de obras de artistas cubanos de relevancia y así lucrar con ellas”

¿Dentro de las celebraciones por el aniversario 15 de ADAVIS han contemplado algunas acciones de promoción de los servicios de la Agencia?

“Desde el año pasado, aún no celebrábamos el aniversario quince, ya estábamos haciendo labor promocional de la Agencia.

Participamos en programas de la televisión y en conferencias y talleres a los que fuimos invitados, en aras de promover el Derecho de Autor y a la Agencia como sociedad de gestión, para que los artistas conocieran un poco de nuestro trabajo.

En este 2016 estamos en la fase final de la elaboración de una página web donde va a estar toda la información relacionada con la Agencia, los procesos para la inscripción, para la elaboración de los contratos de Derecho de Autor, quiénes son nuestros especialistas, etc”.

¿Rebasa el ámbito nacional la gestión de ADAVIS?

“ADAVIS es miembro de la Confederación Internacional de Artistas y Compositores. Esta organización nos da la posibilidad de establecer convenios con sociedades homólogas en el extranjero.

Actualmente ADAVIS tiene convenios con once de estas sociedades en España, Francia, Dinamarca, Uruguay, Venezuela, Perú, Argentina, entre otras.

Esto permite establecer vínculos para cuando los artistas cubanos salen al extranjero a exponer sus obras, sientan de alguna manera esta protección también.

Es un mecanismo complicado en el que hay que mantener una comunicación directa entre el artista y ADAVIS y entre ADAVIS y la agencia del país donde va a estar ese artista enclavado.

Pero se logra. Hemos logrado gestionar derechos para con los artistas cubanos en esos países y, viceversa, de artistas extranjeros que vienen a exponer a Cuba, para que también ellos se sientan protegidos aquí”.

Añadir nuevo comentario