• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Irene Rodríguez y la Sinfónica Nacional. Crónica desde la platea

Por Pedro Pablo Rodríguez
Fuente CUBARTE 17.02.2015

Irene Rodríguez y la Sinfónica Nacional
Danza final de El sombrero de tres picos con la Orquesta Sinfónica Nacional. Foto: Cortesía de la Compañía Irene Rodríguez. Tomada del periódico Granma.

Todo vibró el domingo pasado en la sala Covarrubias el pasado domingo  a partir de las 11 de la mañana. Vibró  la Orquesta Sinfónica Nacional. Vibró la compañía danzaria de Irene Rodríguez. Vibró el público. Y hasta la sala  vibró con un espectáculo magnífico que demostró el poder espiritual del arte, del buen arte.  

Se trató de un espectáculo dedicado a la Feria Internacional del Libro, que bajo el título de “Grandes clásicos españoles” conmemoró también el cuatrocientos  aniversario de la segunda parte de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes. Inteligencia y buen gusto se combinaron en su concepción, lo cual, sin duda alguna, favoreció el brillante desempeño artístico del elenco.

Durante más de una hora y media, sin intermedio, la Orquesta tocó con entusiasmo  notable,  no solo de sus numerosos intérpretes intérpretes sino de todo el colectivo. El maestro Enrique Pérez Mesa, su director, unió a su habitual sobriedad en el manejo de la batuta un desenvolvimiento escénico que contribuyó al movimiento que aportaron los bailarines, al punto que hasta vuelto al público nos dirigió como insospechados ejecutantes mediante el aplauso acompañante de la melodía.   

El programa fue entregando la ejecución a  solas de la Orquesta, intercalando  otras con la compañía danzaría. Todo abrió con una pieza española de uno de los grandes rusos, Rimski-Kórsakov: su Capriccio español, opus 34. La fuerza y destreza de la ejecución de esta obra de compleja factura –para mí la más notable interpretación del espectáculo musical-- nos indicó a los asistentes que nos hallábamos ante una mañana especial.

La salida de Irene Rodríguez con sus músicos vino con Asturias, de Albéniz, obra muy apropiada para ser bailada, desde luego, como han hecho otras compañías del mundo. Sin embargo el montaje de Irene Rodríguez fue original y puso sobre la escena la alegría que caracteriza a su equipo.

Tras el “Preludio” de la zarzuela La revoltosa, de Chapi, escuchamos El fandango de Doña Francisquita, de Amadeo Vives, que unió al entusiasmo del conjunto orquestal el de tres solistas: Hany Rodríguez, Yanet González y Karla Pérez.  Mientras que el bien conocido “Intermezzo” de la zarzuela La leyenda del beso, de Vert, inclinó plenamente hacia la estrecha comunicación con el público que no cesaría hasta el final  de la función, ya pasado el mediodía.

Cuando entraron los acordes de la “Danza ritual del fuego”, del ballet El amor brujo, de Manuel de Falla, salió a escena Irene Rodríguez vestida con una bata roja, todo un fuego sobre las tablas que encendía el alma de los espectadores. ¡Qué goce el de la entrega de esta joven apasionada, exultante y virtuosa!

Siguió otra música de zarzuela, La boda de Luis Alonso, de Gerónimo Giménez, para cerrar con la vuelta a Manuel de Falla, con dos momentos de El  sombrero de tres picos: la “Farruca del molinero” y la “Danza final”, donde brillaron músicos y bailarines, empeñados en llevarnos a una felicidad espiritual que nos acompañara por e  resto del domingo. Irene Rodríguez y Víctor Basilio Pérez demostraron como solistas, su maestría artística con el eficaz apoyo del cuerpo de baile, mientras que el  notable talento coreográfico de la directora culminó con la composición final, todo un alarde de destreza y osadía danzaría, tan del gusto del público habanero, algo que provocó un comentario aprobatorio de una amiga estadounidense sorprendida por el protagonismo de los asistentes.   

No suelo escribir de música y de danza. Pero me siento obligado a dejar constancia escrita de este singular encuentro de la Orquesta Sinfónica Nacional y la compañía danzaria de Irene Rodríguez, una ocasión de especial brillantez de la cultura cubana. El sudor de Irene y Pérez Mesa mientras recibían el fuerte aplauso de la concurrencia, el esfuerzo físico y la tensión emocional de músicos y bailarines tuvo el mejor resultado y la recompensa agradecida de quienes estuvimos el domingo 15 de febrero en la sala Covarrubias del Teatro Nacional.   

Pedro Pablo Rodríguez

Por Pedro Pablo Rodríguez

Pedro Pablo Rodríguez López (La Habana, 29 de junio de 1946)

Historiador y periodista. Director general, en el Centro de Estudios Martianos, de las Obras completas, edición crítica de José Martí, de la que ya se han impreso 24 tomos.Doctor en Ciencias Históricas.Miembro efectivo de la Academia de Ciencias de Cuba de 2000 a 2006 y académico de mérito electo en 2006.Miembro de número y secretario de la Academia de la Historia de Cuba, desde 2010 hasta 2015. Actualmente vicepresidente de la Academia de la Historia de Cuba.Investigador titular del Centro de Estudios Martianos.Profesor auxiliar de la Universidad de La Habana y profesor titular adjunto del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, de La Habana.Miembro del Tribunal Nacional de categorías científicas

Miembro del Tribunal Nacional de grados científicos (Historia).

Ha investigado y publicado acerca de diversos temas de historia y pensamiento cubano, en particular acerca del movimiento patriótico durante el siglo XIX, la vida y la obra de José Martí, la vida de Máximo Gómez, el pensamiento económico cubano y las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Ha publicado numerosos artículos y ensayos en publicaciones periódicas cubanas y extranjeras como, entre otras, Pensamiento Crítico, Anuario Martiano, Anuario del Centro de Estudios Martianos, Casa de las Américas, Temas, Debates Americanos, Contracorriente, Anales del Caribe, Universidad de La Habana, Economía y Desarrollo, Revista de la Biblioteca Nacional José MartíCuadernos de Nuestra América, Revista Cubana de Ciencias Sociales, Revolución y Cultura, Islas, Santiago, Honda, Caminos, Index, Sic, Áncora, Revista del Vigía, Antena, Contracorriente, Honda, SIC, Antenas, Áncora, América Nuestra, Cuba SocialistaCuadernos Americanos (México), Chac Mool (México), Tareas (Panamá), Revista Cultural Lotería (Panamá), Actual (Venezuela), Concordia (Alemania), Nuevo Humanismo (Costa Rica), América Libre (Argentina), La Torre, Hómines y Exégesis (Puerto Rico), Nuestra América. Revista di analisi socio-politica e culturale sull’America Latina (Italia), Cuban Studies (Estados Unidos), Cultura de Guatemala, La Nueva Revista Venezolana, A plena voz. Revista cultural de Venezuela, Ko’eyú Latinoamericano. Revista de análisis político-cultural (Venezuela), Tierra firme y La Nueva Revista Venezolana (Venezuela, Nuestra América. Revista di analisi socio-politica e culturale sull’America Latina (Italia),  y Anuario de la cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana.

Ha publicado, entre otros, los siguientes libros: Antología del pensamiento revolucionario Cubano (1970, coautor), La primera invasión (1987), El despliegue de un conflicto (La política norteamericana hacia Cuba entre 1959 y 1961) (1996), dos capítulos dentro del tomo 2 de la obra colectiva Historia de Cuba, a cargo del Instituto de Historia de Cuba (1997), Enrique José Varona, política y sociedad (1999, coautor), De las dos Américas (2002, Premio de la crítica en 2003), El periodismo como misión (compilación de estudios acerca del periodismo de José Martí, 2003, 2ª. Edición ampliada, 2012).

Ha publicado varios textos de Martí en edición crítica, el último de ellos En los Estados Unidos; periodismo de 1881 a 1892, contentivo de las crónicas norteamericanas de Martí para la colección Archivos de la UNESCO, en condición de coordinador con Roberto Fernández Retamar.

En el año 2013 aparecieron, entre otros, estos títulos suyos: Al sol voy. Atisbos a la política martiana; De todas partes. Perfiles de José Martí; Un caudillo útil. San Martín en José Martí; Pensar, prever, servir. El ideario de José Martí; Ensayos de mi mundo; y Nación e independencia económica, La primera invasion, (segunda edición); Hacia Cuba libre; Diálogo con los tiempos; y Un caudillo útil. José de San Martin en Martí.

Ha participado en numerosos eventos científicos en Cuba y en el extranjero y ha impartido cursos de pregrado, diplomado, maestría y doctorado sobre Filosofía, Pensamiento Cubano, Historia de Cuba, Pensamiento Económico Cubano y diversos cursos monográficos acerca de la vida y la obra de José Martí en universidades cubanas y de Estados Unidos, Canadá, Francia, España, Alemania, Suecia, México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Chile, Uruguay, Argentina, Paraguay, Brasil  y República Dominicana.

Ha participado como ponente en más de 150 eventos científicos nacionales e internacionales.

DISTINCIONES Y CONDECORACIONES RECIBIDAS.

Medalla de la alfabetización. (22 de diciembre de 1986).

Premio Abril de la UJC, 1994.

Distinción Por la Cultura Nacional (21 de marzo de 1996).

Premio Ramiro Guerra otorgado por la Unión de Historiadores de Cuba a la mejor obra de tema histórico publicada en el año por Historia de Cuba, tomo II, Las luchas por la independencia nacional y las transformaciones estructurales: 1868-1898 (coautor).  La Habana, 1996.

Distinción Raúl Gómez García del Sindicato de la Cultura (2000).

Medalla Alejo Carpentier (19 de julio de 2003).

Orden Carlos J. Finlay. (11 de enero de 2005).

Premio martiano de la crítica Emilio Roig de Leuchsenring por el artículo “Nuestra América de José Martí, hacia el futuro”, 2007.

Premio Félix Varela de la Sociedad Económica de Amigos del País por la obra en las ciencias sociales. La Habana, enero de 2009.

Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, 2009.

Distinción La utilidad de la virtud, otorgada por la Sociedad Cultural José Martí, 2010.

Distinción Pensar es servir, otorgada por el Centro de Estudios Martianos, 2010.

Premio Nacional de Historia, 2010.

Premio de la Academia de Ciencias de Cuba por los resultados obtenidos con la edición crítica de las Obras completas de José Martí, 2010.

Premio Especial del  Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente al resultado de mayor relevancia por su impacto social, 2010.

Distinción Juan Marinello Vidaurreta, entregada por la Universidad de Ciencias Pedagógicas Juan Marinello, de Matanzas, 2012.

Reconocimiento  La Gitana Tropical, de la Dirección provincial de Cultura de La Habana, 2012.

Premio a la dignidad, otorgado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). (2012).

Se le dedicó la Feria Internacional del Libro de Cuba, 2013.

Premio Nacional de Ciencias Sociales 2009

Añadir nuevo comentario